El orgullo de trabajar en la FCEyT

Friday, 14 May, 2021

En el marco del Día del Trabajador, Armonía Exacta* entrevistó a Nélida Pereyra de Alzugaray -Negrita, como la conocemos todos-, trabajadora Nodocente que cuenta con una amplia trayectoria desempeñándose en nuestra Facultad.

Ya, a poco de concluir su trabajo activo y pasar a retiro tras 40 años de labor continua en nuestra Unidad Académica, reflexiona sobre su trayectoria y el desarrollo de la Facultad de Ciencias Exactas y Tecnologías, desde sus orígenes a la fecha. “Yo debo ser de las pocas empleadas que he iniciado y me voy a jubilar, en la misma Facultad. En general mis compañeros han ingresado por otras áreas, no en la Facultad”, contó. “Considero este trabajo como mi segundo hogar. Le he dado en mi vida particular, esta importancia al trabajo. Ingresé en el año 1981. Empecé gracias a la gestión de unas compañeras, entre ellas Elisa Pineda con quien hoy continuamos siendo compañeras, para que yo hiciera un reemplazo. Éste ha sido mi primer trabajo formal y recuerdo que mi primer jefe, el Ing. Gabriel Miguel Raed, me decía que el trabajo era por tres meses, pero transcurridos casi los tres meses, me informa que la compañera a la que yo reemplazaba, había renunciado. Entonces me sugirió presentar una nota para solicitar el puesto de trabajo, y así fue que pasé a planta. Ahí he valorado el pertenecer. Y creo que por eso siento tan arraigada la pertenencia a la Universidad. La siento como mi segundo hogar”, aseguró Negrita.

Recordando esos primeros tiempos, contó: “La Universidad era departamentalizada en un principio, en el ‘85 se inició la organización por Facultades. Como Facultad hemos ido evolucionado, porque hemos comenzado como Departamento de Infraestructuras, luego Departamento de Tecnología Física. Después vino la normalización y en el ‘85 ya nace la Facultad. En ese momento teníamos pocas carreras, eran cuatro ingenierías básicas. Recuerdo que allí comenzamos con los primeros Concursos Docentes, que eran toda una novedad, lo que hoy ya es una constante para permitir el ingreso a la docencia. Luego a partir del año ‘90, se crea la carrera de Informática y después vinieron las otras, hasta el presente, que posee 22 carreras. Toda esa evolución he ido viendo, y siempre digo que nuestra Facultad es una “mini universidad”, porque tiene todo. Obviamente el control general lo lleva la Universidad”.

Nélida también vivió cambios en la estructura del personal, al producirse ese crecimiento y desarrollo de las Unidades Académicas: “Cuando ingreso, entramos por el decreto 2213/87, antes había otra escala salarial. Los empleados hacíamos “de todo un poco”. También he estado cuando se cambia de escalafón, por el decreto 366, allá por el año 2006. Ahí empezamos a tener, cada empleado, una función y una misión. Es otro modelo de gestión. Antes éramos “todistas” como modelo de gestión toyotistas, donde todos los empleados deben saber un poco de todo. Y después comenzamos con un modelo estilo fordista, donde cada empleado se especializa en su puesto de trabajo. Entonces se nos ubica en Áreas: Académica, Administrativa, Extensión, como hoy tenemos. Asimismo, recuerdo haber sido la primera empleada administrativa que se sometía a instancias de Concurso, conjuntamente con otra compañera de la Facultad de Agronomía, para cubrir el cargo de Dirección de Despacho de la FCEyT”.

‘Negrita’ no solo fue observadora de la historia de nuestra Facultad, sino también partícipe activa, por lo que destacó: “Soy agradecida de Dios y de la vida, en que siempre todas mis autoridades han sabido escuchar, cuando he tenido la oportunidad de plantear cosas y muchos han coincidido con mis sugerencias… Por ej., ante demandas que escuchábamos de los alumnos, hemos ido planteando modificaciones necesarias. (En este tiempo) se ha creado el GaME, se inició articulación con el Nivel Medio, he tenido la participación en la creación del Área de Recursos Humanos, donde hemos participado junto a mi compañera Patricia Ponce, para la creación del Área. También he sido autora partícipe en la creación de la Subsecretaría del Consejo Directivo. Todas esas áreas se han ido generando en base a las necesidades y la evolución de mi Facultad. Gracias a Dios, todos mis jefes han podido escucharme o escucharnos, y llevar a cabo estas propuestas”.

En cuanto al entorno laboral expresó: “Siempre he tratado de dar lo mejor en mi trabajo. Creo que nosotros debemos devolver lo aprendido, en donde hemos aprendido. Entonces trato de enseñarles a mis compañeros. Soy muy orgullosa de ellos y de mi lugar de trabajo. Creo que la pertenencia es importante para nosotros, para poder avanzar. Yo valoro mucho que mis compañeros estén estudiando, y creo que eso hará que crezca más mi Facultad. Pienso que mi Facultad va a ser potencializada, con la formación que están recibiendo”, y agregó: “Me saco el sombrero por mi Facultad, es pionera en muchísimas cosas. Lo digo humildemente, porque hemos avanzado mucho y hemos sido modelo para otras Facultades y en buena hora, porque uno tiene que compartir el conocimiento”.

Por último, dijo: “Insto a mis compañeros a que continúen en la defensa de las otras organizaciones intermedias que posee la Universidad. Fui partícipe de la Obra Social desde sus inicios, he participado como Consejera y he llegado a ocupar el cargo de Vicepresidenta. Como también en la Mutual, he aportado mis conocimientos para la creación de la Escuela Shishilo; y en la Caja Complementaria, hoy me toca estar en el Directorio. Siempre aportando, porque es lo que amo. Soy agradecida con mi trabajo. Por eso pido que mis compañeros también se involucren, porque es parte del crecimiento como persona, y también en defensa del crecimiento de nuestra Universidad y Facultad”, concluyó Negrita.

*El programa Armonía Exacta se emite los lunes de 12 a 13 por Radio Universidad (92.9), para escuchar la entrevista, ingresar al programa N° 9, en el siguiente link: http://armoniasfce.unse.edu.ar/index.php/mayo-2021/