Avances en el proyecto de lámparas UV

Thursday, 28 October, 2021

Este proyecto surgió como un Trabajo Final de Graduación del estudiante de Ing. Electrónica, Claudio Fuster. Se trata de una lámpara que sanitiza ambientes, eliminando microbios.

El Ing. Carlos Maguna, director del TFG y del proyecto que cuenta con el apoyo de la Facultad, a fin de generar lámparas para la sanitización de aulas y laboratorios, destacó el valor de contar con esta producción propia “es hacer tecnología propia, no traer cosas importadas, usar tecnología de “código libre”, para que uno pueda modificar y esté abierto al público, y que sea aplicable para la Universidad, como un sistema complementario al sistema de ozono, con el que hay que esperar mucho tiempo porque es importante ventilar, y con estas lámparas podemos limpiar grandes superficies y en poco tiempo. Algo que no pasa con el ozono”, destacó a su vez que la lámpara también complementa la limpieza manual.

Añadió: “Se hizo la lámpara, funciona, se hicieron pruebas microbiológicas, dando resultados muy eficientes”. Destacó que al ser rayos UV son nocivos para la salud, por lo que han generado el Sistema de la lámpara de forma remota, con un aplicativo desde el celular, vía bluetooth, por el que se enciende y apaga. El Sistema avisa cuando esto ocurre, también se puede poner a funcionar con temporizador, se apaga sola y lo comunica al celular. También tiene sensores de movimiento, por lo que si alguien entra al lugar donde está funcionando, la lámpara se apaga, para evitar lesiones a cualquier persona. Además, informa que se detuvo el proceso, por el ingreso de alguien. Ésta fue la primera etapa de la lámpara”.

En una segunda etapa, se hizo un cobertor de los tubos UV en la lámpara, para que filtre el aire y pueda ser utilizada en presencia de personas. Ésta es una segunda funcionalidad, la primera es la sanitización a través de la irradiación de los rayos UV y la segunda, purificador de aire.

También contó que se van fabricando ya tres lámparas y comenzaron con las pruebas microbiológicas, “para ver qué tan eficiente es en el filtrado del aire, en lo que es irradiación ya hemos probado y es totalmente eficiente. Dependiendo de las distancias, hasta 4 - 6 metros, en 20 minutos, está limpiando todo. Todas las pruebas microbiológicas las trabajamos con las doctoras Yanina Bustos y Ana Ledesma, les facilitamos una lámpara y hacemos distintos tipos de pruebas. También hemos puesto un dispositivo para controlar la velocidad de los ventiladores, en caso de que el aire pase rápido y así nos aseguremos de que el aire quede limpio”, explicó, además detalló que el cobertor que tiene la lámpara, es hermético y también sirve para protección de los tubos.

Capacitaciones

Como está avanzado el proyecto, se iniciaron capacitaciones al personal de limpieza, que hará uso de esta herramienta de sanitzación: “hemos tenido otra etapa de capacitación, para que sepan operar la segunda función. Saber colocarla, controlar la velocidad de limpieza, encender los tubos en el sistema de filtrado, que esto no tenía en la primera etapa que era solo para irradiar. Ahora la lámpara es más completa. Todos tienen el aplicativo en el celular, así que han estado practicando cómo encenderla y apagarla, también probamos entrar al lugar mientras la lámpara funcionaba y como esperábamos, cortó la irradiación y avisó al teléfono. Así que la etapa de capacitación, ya está”. También se les enseñó cómo utilizar la lámpara en forma manual, en caso de no contar con celular para activarla.

Por último, agregó: “Solo nos faltan las pruebas microbiológicas, para estar seguros de que el filtrado de aire sea correcto. La siguiente etapa sería ofrecer este servicio, por ej.: para hospitales, sanatorios y las instituciones que lo necesiten”, concluyó.